24 dic. 2006

Beneficios del Tai Chi

Beneficios del Tai-Chi
El Tai Chi tiene un grado extra de estiramiento y de giro en cada movimiento, poniendo el énfasis en el mejoramiento de la salud. Con una práctica diligente, este tipo de movimientos produce un profundo efecto en todos los sistemas del cuerpo porque reduce las tensiones, mejora la circulación y aumenta la fuerza y la flexibilidad. Al restablecer una circulación adecuada y al liberar de tensión a los músculos, ligamentos y tendones, el Tai Chi Taoísta ayuda a optimizar la fisiología del cuerpo, devolviendo la salud y manteniendo el correcto funcionamiento de todos los sistemas, órganos y tejidos.
Tai Chi y músculos Artículo de Ann Carpet, Fisioterapeuta
El Tai Chi como sistema de ejercicio tiene efectos específicos sobre los músculos. Cualquier ejercicio aumentará la fuerza de los músculos que intervienen en su realización. El Tai Chi es distinto de cualquier otro sistema, porque requiere el uso de casi todos los 600 músculos que tenemos. Además, el Tai Chi no produce la misma alteración del contorno muscular que otros ejercicios, porque es un ejercicio equilibrado. Para comprender los cambios que el Tai Chi origina, consideraremos primero la estructura muscular. Un músculo estriado está formado por pequeñas unidades, llamadas unidades motoras. Una unidad motora se define como un grupo de fibras musculares enervadas por una neurona. Hay tres tipos de fibras musculares que forman el músculo, y cada unidad motora tiene solamente un tipo de fibra. Estas fibras se diferencian por su rapidez de reacción, por la facilidad de agotamiento, y por si requieren oxígeno o no, como fuente de energía. El número de fibras por músculo no cambia, pero el diámetro de cada una puede aumentar con el ejercicio; y con una adecuada enervación, fibras de un determinado tipo pueden convertirse en fibras de otra clase. Los ejercicios de resistencia incrementan la circulación de la sangre y favorecen el desarrollo de las fibras no fatigables que utilizan oxígeno. Los ejercicios de fortalecimiento favorecen el desarrollo de las fibras de contracción rápida que no requieren oxígeno y que se fatigan rápidamente. Ciertos ejercicios o deportes, predisponen al desarrollo de un solo tipo de fibra, por eso, las personas que levantan pesas tienen musculatura diferente de las que hacen jogging o danza.
El Tai Chi está considerado como un ejercicio de resistencia. La mecánica del movimiento, es bastante simple. Un músculo se origina en un hueso y se inserta en otro. Un músculo produce movimiento por acortamiento o contracción, tirando de los huesos a los que está adherido. Forman un sistema de palanca con los huesos que se mueven. La orden para moverse viene de las motoneuronas. El cuerpo recluta cantidades diferentes de unidades motoras, dependiendo de la fuerza que necesite para realizar una tarea, y de la velocidad a la que quiera realizarla. Generalmente, el movimiento no es producido por un solo músculo, sino por un grupo trabajando juntos en una articulación en todas direcciones. Por ejemplo, para doblar el codo, el músculo de la parte frontal del brazo se contrae mientras los músculos del hombro estabilizan la articulación del mismo. El músculo de la parte posterior del brazo tiene que relajar y estirar para acomodarse al movimiento. Al final de éste, el músculo se contrae para controlar la cantidad de movimiento permitido. Si todos estos músculos mencionados no trabajasen juntos, el cucurucho de helado te golpearía en la cara. Los músculos de un grupo están conectados juntos a la espina dorsal, así pues, en el sistema nervioso un movimiento prepara a los músculos del cuerpo para el movimiento opuesto. La tabla de Tai Chi utiliza esta relación.
El estiramiento, característica distintiva del estilo Taoísta, es un componente importantísimo para generar fuerza muscular equilibrada. por estar los músculos enervados de esta manera, la contracción muscular es más fuerte cuando sigue a un máximo estiramiento. El proceso inverso es también cierto, un músculo puede relajarse y alargarse al máximo, después de una contracción máxima. La contracción y expansión alternativas que los movimientos de Tai Chi utiliza, hace pensar que parece que hubieran sido programados para reflejar esta conexión con la espina dorsal. El Tai Chi mejora tus reflejos porque usa los reflejos de la columna, para maximizar la eficiencia del movimiento. Además del estiramiento y la contracción, los movimientos del Tai Chi son también circulares con componentes diagonales y de rotación. Esto significa que hay más músculos implicados en el movimiento y ninguno de ellos es desarrollado más que los otros. Por ejemplo, si ponen peso en tu tobillo, te sientas en una silla y repetidamente estiras tu rodilla, el músculo cuadriceps de la parte frontal del muslo se fortalecerá. Si haces esto suficientemente, verás como el contorno del músculo está más endurecido y alargado. La clase de fibras musculares que se requieren para realizar máximos trabajos de corta duración son las de reacción rápida y fácilmente agotables.
En Tai Chi, sin embargo, se usa el cuadriceps para controlar los movimientos de sentarse y levantarse, pero conjuntamente con los tendones musculares de la parte posterior del muslo. Esto no producirá un duro y definido músculo cuadriceps, sino que mientras estás soportando el peso en una pierna, estarás generando fuerza. Con el estiramiento y el equilibrio de ambos grupos de músculos, se desarrollarán las fibras no fatigables que son efectivas para la resistencia. Estas fibras necesitan un alto aporte de oxígeno; aumentando automáticamente la circulación en el músculo.
El Tai Chi, por consiguiente, es un ejercicio de resistencia que incrementa la circulación en los músculos. La fuerza en Tai Chi se desarrolla lentamente y es un proceso el aprender a relajar los músculos y dejar que se contraigan. Mucha gente viene a Tai Chi con un alto nivel de tensión muscular, creado por malos hábitos físicos, posturas inadecuadas o estrés emocional. Sus sistema nervioso hace señales a los músculos para que se contraigan en ausencia de una razón para esa tensión. Los músculos tensos son frágiles, no fuertes, y un exceso de tensión no solo produce movimientos rígidos, sino que hace descender la circulación sanguínea. Practicando Tai Chi, aprendes a usar tu cuerpo de una manera eficaz, a mejorar la postura y sientas una buena base para usar naturalmente los músculos fuertes de las piernas, muslos, pelvis y espalda. El Tai Chi es un ejercicio total : desarrolla los músculos en todos los grandes grupos musculares, aumenta la fuerza, incluye estiramientos y desarrolla la resistencia. Pocas formas de ejercicio pueden ofrecer esta combinación de efectos.
  Página de Alejandro Marichal Marichal -Prácticante de Tai Chi Taoista

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home